16 enero 2014

LAS LEYES UNIVERSALES DE LA CREACIÓN




Somos co-creadores de la realidad.
Las leyes universales de la creación son ocho, y nos enseñan a crear nuestra realidad conscientemente.

1. LA LEY DE LA ATENCIÓN
¿A qué prestas tu atención? ¿A lo mal que está la vida? ¿A lo positivo o lo negativo?
La atención es el foco de tus pensamientos, sentimientos, palabras y acciones.
“Aquello en lo que pones tu atención, se manifiesta”.
“Al árbol se le conoce por sus frutos y al ser humano por sus actos”.
El pensamiento es la materia prima de lo que se va a manifestar, por lo tanto, primeramente hemos de poner nuestra atención en los pensamientos.


2. LA LEY DEL FLUIR
“Es la capacidad de adaptarte al cambio en todo momento”.
No podemos fluir con miedo, hemos de ser como el agua, que fluye y se adapta a todo.
Si no fluimos, nos estancamos, estancamos nuestros pensamientos, y entonces nos rompemos por la mitad.
No hemos de ser rígidos, sino flexibles.
Para poder fluir, no hay que tener miedo; y para no tener miedo, hay que tener conciencia; y para tener conciencia, hay que estar presente.


3. LA LEY DE LA ABUNDANCIA
Significa fluir con amor, alegría y felicidad, prosperidad, éxito, risa y generosidad.
El universo es abundancia, pero ¿dónde pongo mi atención?
Si ponemos la atención en nuestras deudas, tendremos abundancia de deudas.
Si ponemos la atención en la escasez, tendremos abundancia de escasez.
Tendremos abundancia en todo aquello en lo que pongamos nuestra atención.
Enfócate siempre en lo que quieres.
La mejor manera de debilitar una cosa o a alguien es olvidándolo. Cuando olvidas a algo o a alguien, no le pones atención, entonces, desaparece.
Si no queremos escasez, hemos de darle la espalda a la escasez, olvidarnos de ella.
Con conciencia, con poder: “Yo Soy abundante”.


4. LA LEY DE LA CLARIDAD
¿Tienes claro lo que quieres?
Cuando tienes claro una cosa, empiezas a activarlo para que venga a tu vida, para que lo puedas manifestar.La claridad es el primer paso hacia la libertad, y te ayudará a conseguir lo que tu corazón desea.

La claridad tiene 4 aspectos:

1. Verdad: Es todo aquello que has llegado a recopilar a través de tu conciencia.
Es tu verdad y tiene que ser respetada por todos. Pero esta verdad que tienes ahora, mañana puede ser distinta. Todo es impermanente.
La verdad te hará libre; la que tú vayas experimentando y manifestando día a día.

2. Honestidad: La única forma que tenemos de permanecer en nuestro cuerpo físico el máximo de tiempo posible, es que nuestra parte interna y nuestra parte externa esté en paz. Si la paz está en ti, estará en tu entorno, porque como es dentro, es fuera.
Cuando estás haciendo un trabajo que no te gusta, simplemente lo haces para ganarte la vida, tu alma se está secando. En cambio, cuando haces realmente el trabajo que te gusta, entonces ya no es un trabajo, sino tu vocación, tu misión en la vida, y entonces tu alma se expande. Aunque trabajes 20 horas, eres feliz, cuanto más tiempo estés haciendo tu vocación, tu misión, más feliz eres y más te expandes. 

3. Autenticidad: Es mostrar a todos aquello que eres, sin disfraces, sin máscaras.

4. Integridad: No importa quien esté delante, no importa que digas algo y los demás no lo comprendan y piensen que estás “loco”. Si has de decir algo, dilo, sé transparente, espontáneo.

5. LA LEY DE LA INTENCIÓN
La intención es el paso previo a la manifestación.
Cuando ya he pensado las cosas, tengo la atención, fluyo con la vida, tengo pensamiento de abundancia y tengo claro lo que quiero, entonces le pongo la intención.
La intención libera una fuerza que hace que las cosas ocurran.


6. LA LEY DE LA PROSPERIDAD
La prosperidad y la escasez están en tu conciencia. Si sigues las Leyes, jamás podrás tener escasez, va contra la Ley.
La prosperidad borra la escasez. Desea prosperidad para los demás y para ti mismo.
Si abres tu corazón, abrirás tu conciencia. Conciencia y corazón juntos, empezarán a manifestar lo que realmente eres. Con una conciencia abierta, despierta, ya sabemos quienes somos y qué es lo que hemos venido a hacer aquí, nos enfocamos en lo que deseamos, fluimos con la vida, afirmamos la abundancia, tenemos claro lo que queremos y ponemos la intención en ello, entonces llega la prosperidad.

7. LA LEY DE LA MANIFESTACIÓN

1. Quédate quiero y escucha tu interior.
2. Ten muy claro lo que quieres.
3. Relájate y visualízate recibiéndolo.
4. Sintoniza tu vibración con la de aquello que quieres manifestar.
5. Ten una fe total en que está de camino.


8. LA LEY DEL ÉXITO
El éxito se da cuando tu vibración coincide con la del resultado deseado.
Tienes éxito cuando has conseguido tu objetivo mediante la cooperación y sin haberle quitado el poder a nadie.
Si aplicas las 7 leyes anteriores, esta ley del éxito es la consecuencia de las anteriores.


Fuente: Xavier Pedro Gallego

No hay comentarios:

Publicar un comentario