27 junio 2015

¿POR QUÉ EL GRAN OLVIDO?



Si lo que Es (el Todo, la Realidad Absoluta, lo eterno e infinito y no-manifestado) es el estado más puro y ya está iluminado (completamente desarrollado) y cada uno de nosotros somos una manifestación de este Todo... ¿Por qué olvidamos que somos seres iluminados, eternos e infinitos?

Muchos de nosotros nos hemos estado haciendo esta pregunta bastantes veces, sin hallar una respuesta... 
Hoy quiero expresar lo que siento al respecto, es decir, mi opinión... mi respuesta a esta pregunta... que no tiene porqué ser la verdad absoluta, solo mi visión según mi estado de consciencia.

El Todo (la Realidad Absoluta eterna e infinita, sin espacio ni tiempo), es vacío... silencio... paz... Pero este vacío está lleno de vida... de energía... de luz. 
Es la Nada que es Todo a la vez.
Del mismo Todo surge la mente (Consciencia), la cual va a crear las formas (dimensiones físicas). 
¿Y con qué finalidad crea las formas? 
Con la finalidad de experimentarse a sí mismo conscientemente.
En muchas corrientes espirituales se le ha llamado a este suceso "El Juego de Lila" (el juego de Dios).

El Juego de Lila es totalmente un juego lleno de paradojas existenciales, de cambios e impermanencia.
¿Por qué todo cambia y es impermanente en la dimensión de la mente? 
Porque la mente es energía y la energía se transforma... no nace ni muere, simplemente cambia de formas (vibración).

Nosotros, los seres humanos somos una manifestación del Todo. 
Al igual que el Todo, somos energía que se manifiesta en forma de consciencia (mente) y de forma física. 
(Dentro de la consciencia estaría la mente superior (consciencia misma), la mente racional (pensamientos) y las emociones).
Por tanto somos el microcosmos en el macrocosmos, es decir, somos un fractal del Todo.

Los grandes sabios y corrientes espirituales dicen: "Si deseas conocer el universo, antes debes conocerte a ti mismo".
Porque "como es arriba, es abajo; y como es adentro, es afuera". (Ley Hermética).

Bien, entonces la pregunta: "¿Por qué lo olvidamos? ¿Por qué olvidamos que somos un fractal del Todo?"

Y la respuesta es: 
No lo olvidamos... 
Desde que nacemos somos condicionados para olvidarlo. 
La misma sociedad, estructura del sistema, educación, entorno, etc... todo está condicionado para despisarte... distraerte... para que pongas tu atención en lo de afuera (lo que perciben tus 5 sentidos) y te alejes de tu centro... del núcleo de tu propio Ser.
Nos "educan" para poner la atención solamente a lo de afuera, a lo que sucede en el exterior; poner la atención en nuestro cuerpo, en nuestras emociones y en ser "inteligentes" (condicionan nuestras mentes y las programan para que demos importancia a la parte racional e intelectual y olvidemos nuestra parte espiritual).
Tanto la parte física, como la emocional, como la mental, es EGO. 
Entonces, desde la infancia, estamos condicionados para poner nuestra atención en el ego, con el fin de estar descentrados de nosotros mismos, es decir, de dejar de permanecer en nuestro centro. 
¿Y porqué lo hacen?
También forma parte del juego... Cada uno tiene su papel en este basto e infinito Juego de la Existencia, Juego de Lila.

Cuando vivimos en la dimensión de la mente, hay caos, sufrimiento, porque esta dimensión es ilusioria, y por tanto es impermanente y cambiante... Nos apegamos a nuestros yoes físico-mentales-emocionales (egos) y no vemos más allá... Estamos totalmente perdidos y vagando en un mundo irreal-mental (la ilusión de Maya).

Cuando empezamos el "camino espiritual", la búsqueda de la Verdad, es cuando podemos volver a recordar quienes somos. 
La búsqueda de la realización del Ser no es nada más que dejar de estar distraídos por el exterior y desapegarnos de nuestro ego, vaciarnos de ego, para poner nuestra atención a una dimensión más profunda que siempre ha estado ahí, siempre está ahí... es una dimensión más allá, la cual nos lleva al Centro mismo de nuestro propio Ser.

Con la práctica del silencio (meditación) y otras técnicas como la indagación en el "yo soy", podemos volver a recordar quienes somos y dejar de poner atención en la dimensión del ego, para ponerla en el Ser.
ABSOLUTAMENTE TODO DEPENDE DE DONDE PONES TU ATENCIÓN.

Entonces, una pregunta muy común que nos hacemos es "¿Porqué no recordamos nuestras vidas pasadas?"
Y la respuesta es: 
Estamos tan sumergidos en la dimensión del ego... llevamos tantas y tantas vidas aferrados e identificados con nuestros egos, que necesitaríamos de muchísima práctica para desarrollar niveles muy superiores de consciencia que nos permitieran recordar nuestras vidas pasadas.
De hecho, se han realizado estudios recientes en los que hay personas que sí recuerdan sus vidas pasadas. También se pueden recordar las vidas pasadas a través de técnicas como las regresiones, hipnosis, etc... porque todas las experiencias quedan grabadas en nuestra mente subconsciente. Nada se pierde, todo está ahí en lo que llamamos el Éter o Registros Akáshicos. Y podemos acceder a ello siempre que queramos, solo que debemos aprender a hacerlo... debemos desarrollar esas cualidades que tenemos tan dormidas.

Recuerden que somos un fractal del Todo, de la Realidad Absoluta, que es eterno e infinito y estamos manifestados en una dimensión densa en la cual nuestras herramientas como la mente racional y los 5 sentidos quedan muy limitadas para poder adquirir niveles superiores de consciencia. Pero todo es posible siempre y cuanto uno desee alcanzar esos niveles superiores por medio de la práctica espiritual (el silencio, la observación, la meditación y la autoindagación).

Por tanto, el poder está en nosotros, solo debemos saber y aprender a utilizarlo.
Todo es energía... y tú eres todas las posibilidades en un mundo ilusorio-mental en el cual todo es posible.
Por eso existen tantos planos dimensionales, y cada uno específico con su frecuencia vibracional. A más densidad, planos más identificados con las formas (ego) y a menor densidad, planos más sutiles, más desidentificados con el ego... Todo es una escala de evolución.

Camino al Despertar 

No hay comentarios:

Publicar un comentario