05 julio 2014

LAS RELACIONES ABUSADORAS, DE HOSTILIDAD Y MALTRATO



Está atrapada en una relación con un compañero abusador y no es la primera vez...
¿Por qué?
La mente, condicionada por el pasado, siempre busca recrear lo que conoce y con lo que está familiarizada. Incluso si es doloroso, al menos es familiar.
La mente siempre se adhiere a lo conocido. Lo desconocido es peligroso porque no tiene control sobre ello. Por eso a la mente le desagrada e ignora el momento presente.

La conciencia del momento presente crea una brecha, no sólo en la corriente de la mente sino también en el continuo del pasado-futuro.

Nada verdaderamente nuevo y creativo puede venir a este mundo excepto a través de la brecha, ese claro espacio de posibilidades infinitas.

Al estar identificada con su mente, puede estar recreando un patrón aprendido en el pasado, en el cual la intimidad y el abuso están inseparablemente ligados.
También puede estar actuando de acuerdo con un patrón mental aprendido en su niñez temprana, según el cual usted no es digna y merece ser castigada.
Es posible, también, que viva gran parte de su vida en el cuerpo del dolor, que siempre busca más dolor del cual alimentarse.
Su compañero tiene sus propios patrones inconscientes, que complementan los de usted.
Por supuesto, su situación es creada por usted misma.
¿Pero quién o qué es ese yo que está creándola?
Un patrón mental-emocional del pasado, nada más.

¿Por qué convertirlo en la identidad propia?
Si le dicen a usted que ha elegido su condición o situación, están reforzando su estado de identificación con la mente.
¿Pero su patrón mental es usted? ¿Es su propio ser? ¿Su verdadera identidad se deriva del pasado?
La clave es ser la presencia observadora detrás de sus pensamientos y sus emociones. Ser consciente de su patrón mental-emocional, del cuerpo del dolor, observarlo y estar presente en el aquí y ahora, aceptarlo, abrazarlo, hacer el proceso de alquimia, de transmutación.




Nadie elige la disfunción, el conflicto, el dolor. Nadie elige la locura. Ocurren porque no hay suficiente presencia en usted para disolver el pasado, suficiente luz para disipar las tinieblas. Usted no está completamente aquí y ahora. Usted aún no ha despertado del todo. Mientras tanto, la mente condicionada sigue gobernando su vida.

Similarmente, si usted es una de las muchas personas que tiene problemas con sus padres, si usted aún alberga resentimiento sobre algo que hicieron o no hicieron, entonces usted todavía cree que tenían elección, que podían haber actuado de forma diferente. 
Siempre parece que las personas tienen una elección, pero se trata de una ilusión. Mientras su mente con sus patrones condicionados dirijan su vida, mientras usted sea su mente ¿qué elección tiene? Ninguna. Usted ni siquiera está ahí. 

El estado de identificación con la mente es gravemente disfuncional. Es una forma de locura. Casi todo el mundo sufre de esa enfermedad en grados diferentes. En el momento en que se dé cuenta de eso; no puede haber más resentimiento. ¿Cómo puede resentirse con la enfermedad de alguien? La única respuesta apropiada es la compasión.

Si usted es manejado por su mente, no tiene elección y sufrirá las consecuencias de su inconsciencia y creará un sufrimiento mayor.
Usted llevará el peso del miedo, el conflicto, los problemas y el dolor. Eventualmente el sufrimiento creado así lo obligará a salir de su estado inconsciente.

Cuando se entrega a lo que es y así se vuelve completamente presente, el pasado deja de tener poder alguno. No lo necesita ya. La presencia es la clave. El Ahora es la clave.

"¿Cómo sabré cuándo me he entregado?"
Cuando ya no necesite hacer esa pregunta.

Eckhart Tolle

No hay comentarios:

Publicar un comentario