17 junio 2014

VIVIR UN AMOR A DOS EN LA NUEVA CONCIENCIA


Hasta hace poco, las relaciones de pareja y el enamoramiento que hemos vivido y experimentado, se ha basado en la vieja consciencia.
Cuando dos personas están enamoradas, desean estar juntas, forman una pareja, y comparten juntas a nivel del mundo físico (a un nivel de los 5 sentidos).
La sexualidad en la vieja conciencia es cuando las dos personas enamoradas se funden a través del coito, penetración, y se busca el disfrute, el gozo y sentir el amor a través del cuerpo físico. Se crea un vínculo energético, ya que las energías de las dos personas se funden en una sola.
Este tipo de amor, que aún abunda muchísimo en todo el mundo, es muy diferente al " en amor a dos" de la Nueva Conciencia.

En la Nueva Conciencia, el Ser ha llegado a un estado de conciencia diferente. Ni mejor ni peor que el estado de la vieja conciencia, simplemente distinto.
La persona, cuando siente el "en amor a dos" con otra persona, lo vive sin perder su propia libertad. Es decir, ya no desea establecer una relación de pareja, pues esto le hace sentir "atado" y "agobiado" y puede sentir que pierde su libertad. 
El Ser de la Nueva Conciencia vive el amor a dos dando espacio y libertad totalmente a él mismo y a la otra persona. Normalmente no se necesita establecer una relación de pareja (yo te poseo a ti y tú me posees a mi), ni se reclama que el otro te de amor.
Hay un sentimiento muy profundo por la otra persona, una fuerte atracción, pero no es a nivel físico, sino a nivel espiritual, álmica.
Los ojos son el punto por el cual se transmite este amor profundo, las miradas, los gestos, las palabras, incluso el estar presente, sin hacer nada más, solo sentir la energía del otro y gozar y llenarte de ella.
La sexualidad de la Nueva Conciencia ya no es una sexualidad que busca el placer físico de la fusión de los cuerpos, tampoco se busca la penetración, y por supuesto, el objetivo no es el orgasmo.
En la Nueva Conciencia, la sexualidad no se basa en estos puntos mencionados, sino que tan solo con una mirada, una sonrisa, puedes llenarte tanto de amor de la otra persona, que ya no necesitas nada más, no necesitas llegar al acto sexual tradicional (con penetración). 

El Amor a dos de la Nueva Conciencia es un amor liberador, un amor que comprende tu propia libertad y la libertad del otro, por tanto no hay posesión, no suele haber apenas relación, y si la hay, las dos personas van a darse todo el espacio y libertad, respeto y confianza que necesitan.
Es un dar amor al otro, no es pedir que te de amor (esto es mendigar), pues cuando el Ser está lleno de amor, simplemente lo da, por el placer y gozo que le produce darlo.

Un abrazo dado con todo el corazón, un gesto de amabilidad, un intercambio de palabras, una sonrisa y una mirada te pueden llenar tanto que ya no necesitas nada más.
En la Nueva Conciencia, el Ser Es, y no necesita poseer, no necesita experimentar el amor a dos a través de lo físico (cuerpo físico), sino que se siente con el corazón y se expresa y se da con el alma a través de los ojos, los gestos, las palabras y la propia presencia de estar cerca del otro.

Camino al despertar

1 comentario:

  1. Me pareció interesante la perspectiva planteada. Me gustaría que se pueda ahondar en el tema. Gracias! Saludos

    ResponderEliminar